dimecres, 16 de desembre de 2009

Recull de premsa; "de la indigencia al oro europeo"

Sin papeles, durmió durante meses en la calle . Ni él mismo sabía exactamente cuántos años tenía cuando en 2004 llegó desde su Addis Abeba natal a Madrid en busca de una vida mejor. Sin papeles, sin dinero y sin ningún contacto. Durmió durante varios meses en la calle, en un banco de un parque, alimentándose en comedores sociales y buscándose la vida hasta que recaló en Karibú, una ONG dedicada a ayudar a los africanos que, como él, llegaban sin recursos a la capital española.

Después de que una radiografía que le hicieron en la muñeca demostrara que tenía 18 años, la Comunidad Madrileña decretó que no era menor y el padre Antonio Díaz le tramitó una solicitud de asilo político, lo que le permitió quedarse en España. Su segundo ángel de la guarda fue un atleta etíope afincado en Madrid, Fedaku Bekele, quien le puso en contacto con los responsables del Club Bikila –que debe su nombre a Abebe Bikila, el campeón olímpico de maratón en Roma'60–, donde le acogieron al ver que tenía aptitudes para el atletismo.
Durante más de un año participó en todo tipo de carreras por el territorio español para ganarse unos euros con los que poder comer hasta que, tras sus victorias en la Carrera Internacional de Canillejas y en la Jean Bouin a finales de 2006, comenzó a hacerse un nombre. Poco después, Manuel Pascua, uno de los mejores entrenadores de España, le hizo una prueba en el INEF de Madrid y quedó impresionado por su talento. Tanto, que se convirtió en su entrenador y le enseñó los secretos del atletismo.
El siguiente paso fue obtener la nacionalidad española, lo que consiguió por carta de naturaleza en julio de 2008 y, visto que no había competido nunca por Etiopía, pudo debutar con España aquel mismo año en los Juegos Olímpicos de Pekín. No decepcionó, ya que fue undécimo en la final de 5.000 metros y unos meses después, séptimo en el Europeo de Cross. Su primer título español lo logró este mismo 2009 al ganar el Campeonato de España de Cross y, tras ser 31º en el Mundial, no tuvo suerte en la temporada al aire libre y cayó en las semifinales de 5.000 metros en el Mundial de Berlín.
Pero le sobraba talento, y lo sacó ayer en Dublín para proclamarse campeón de Europa de cross. Un campeón venido de Etiopía, que pasó de la calle a lo más alto del podio




Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Escriu el comentari o resposta que creguis oportú. Si us plau, pel bon funcionament del bloc, recorda d'escriure al fil que correspongui o utilitza la bústia de suggeriments o "off topic" en cas contrari.